Martes, 09 Septiembre 2014 09:59

Un cuento que generó conocimiento

Leer una historia infantil es mucho más que el hecho de leer. La experiencia de los talleristas de la Biblioteca Pública de Sogamoso al leer a niños y niñas el cuento de “Ahora no, Bernardo” hizo visible una realidad: la falta de atención de algunos cuidadores hacia sus niños.

El cuento, que narra la historia de Bernardo, un niño al que sus padres siempre responden “ahora no” a cualquiera de sus inquietudes, hasta que un día es comido por un monstruo, permitió que niños y niñas expresaran que en sus hogares se veían en situaciones similares a las del protagonista.

Este es uno de los casos en los que la investigación de Proyecto 7 Red Social de Conocimiento, encontró que en los espacios en los que los adultos pasan gran parte del tiempo en contacto con los niños hay mayor posibilidad de que se genere, circule y apropie el conocimiento sobre el cuidado de la salud para el desarrollo integral de los pequeños.

El  problema de falta de atención de los padres identificado por los niños, protagonistas de sus realidades, ha generado respuestas por parte de los talleristas de la Biblioteca, que se esfuerzan por crear espacios para la vinculación de los padres y madres en una lectura reflexiva, que permita apropiar conocimiento sobre el cuidado de los niños.

Esta experiencia de la Biblioteca Pública de Sogamoso evidencia una manera en la que se genera, circula y apropia el conocimiento para el cuidado de la salud para el desarrollo integral de los niños y niñas. Sin embargo, la investigación encontró que este proceso se da de distintas maneras, dependiendo de cada actor social.

En los hogares el conocimiento es generado a partir de un conjunto de creencias y tradiciones; mientras que para los actores del Estado, la generación parte de indicadores, la atención de solicitudes de los cuidadores, inversiones y necesidades observadas.

Por otro lado, la circulación de conocimiento desde el hogar y la sociedad civil está rodeado por el “voz a voz” y materiales de información; mientras que entre los actores del Estado se imponen rutas, protocolos y organización de la política de infancia. 

La apropiación de conocimiento se da en los escenarios formales de manera práctica, por la cotidianidad del trabajo; mientras que en escenarios informales, del hogar, se apropia de acuerdo con las necesidades de los niños y las dinámicas de las comunidades.

Foto: Creative Commons https://flic.kr/p/7RjyKs

Modificado por última vez en Martes, 09 Septiembre 2014 10:10