Viernes, 04 Julio 2014 09:57

El cuidado de la salud en el entorno familiar y educativo

El tiempo compartido en familia y en escenarios educativos entre los niños, niñas y las personas que intervienen en el cuidado de su salud o “socializadores primarios”, es un factor que influye en su desarrollo integral. El que tengamos niños felices, saludables y que vivan en sociedad depende de las interacciones y prácticas en los primeros cinco años de vida.

Para comprender cuáles son esas prácticas (integradas por concepciones, acciones e interacciones) que se dan en el contexto familiar y educativo, el Proyecto 6 “Socializadores Primarios” del Programa Inicio Parejo de la Vida adelantó una investigación en cuatro municipios de Boyacá y Cundinamarca.

Como parte de los resultados de este estudio, se identificaron dos grupos de prácticas de los socializadores primarios para el cuidado de la salud para el desarrollo integral de los niños y niñas.

El primer grupo corresponde a las prácticas en la que la interacción entre los cuidadores y los niños y niñas se caracteriza por ajustar el ambiente de acuerdo a los intereses de los adultos, es decir, que sea seguro para el niño y la niña y por circunscribir normas y pautas de regulación que buscan la adaptación del niño al medio familiar. En este tipo de prácticas priman las creencias, interacciones y acciones heredadas de generación en generación. 

Un segundo grupo de prácticas se caracteriza porque los socializadores primarios organizan el ambiente de manera que el niño tenga múltiples posibilidades de aprendizaje y desarrollo. Ofrece mayor autonomía y posibilidades de participación al niño, lo cual resulta beneficioso para él y su ambiente.

Conozca más sobre los hallazgos del Proyecto 6 “Socializadores Primarios” del Programa Inicio Parejo de la Vida en los siguientes artículos o descargue la versión ejecutiva del informe de esta investigación.

Foto: Alejandro Lopera

Modificado por última vez en Lunes, 07 Julio 2014 15:12