Martes, 27 Mayo 2014 00:00

La participación es buena para la salud

Los hijos de las mujeres que participan de manera activa en sus comunidades tienden a tener una mejor condición de salud. Esa es una de las conclusiones de un estudio realizado a partir de información recolectada en Indonesia.

En este país asiático, los programas sociales se valen de la cultura de colaboración que existe en las comunidades. Esta cualidad es considerada entre sus habitantes como una obligación moral gracias a sus tradiciones.

Otro de los factores que influye en la salud de los hijos, según el estudio, tiene que ver con la relación entre el nivel educativo de las mujeres y su nivel de participación en la comunidad. Si las mujeres son menos educadas, la salud de sus hijos mejora entre más programas sociales participe.

Lo anterior se explica porque, al encontrase en relación con más personas e instituciones que brindan apoyo, las mujeres más activas tienen la posibilidad de recibir una mayor cantidad de ayuda, además de construir más relaciones de confianza con otras personas.

El estudio sugiere además que un mayor compromiso comunitario por parte de las personas permite acceder a información y recursos que, de otra manera, serían inaccesibles, en especial para las personas que viven en mayores condiciones de pobreza.

Alejandro Lopera

Foto: Creative Commons/Elizabeth Donoghue

Texto basado en Nobles, J., Frankenberg, E. (2009) Mothers’ Community Participation and Child Health. Journal of Health and Social Behavior. 59:16-30.

Modificado por última vez en Viernes, 27 Junio 2014 09:43