Miércoles, 21 Mayo 2014 00:00

El juego: espacio privilegiado para la participación de niños y niñas

Aunque para muchos cuidadores y cuidadoras aún es común la creencia de que el niño participa sólo cuando comienza a hablar, el Proyecto 2 “Patrones Generativo - Adaptativos”de Inicio Parejo de la Vida identificó que el juego ha empezado a recobrar importancia para los adultos. Además de ser una manera de comunicación de los niños y niñas, el juego les permite establecer interacciones entre ellos, con los adultos y con su entorno. Es un espacio de participación en el que son los protagonistas de su vida.

El juego es valorado como un espacio de socialización y de aprendizaje. Si bien los niños juegan especialmente con sus pares y hermanos, la investigación encontró que los juegos duran más tiempo cuando los adultos se involucran y que se trata de una experiencia satisfactoria tanto para unos como para otros. Aquí hay una gran oportunidad para que las madres, padres y cuidadores creen momentos de juego que integren prácticas cotidianas de salud oral, alimentación y participación.

Al jugar, los niños ponen en acción su hacer creativo, no es necesario un juguete para jugar, juegan con lo que encuentran a su paso. Los juegos van desde los más elaborados y construidos con otros niños, como por ejemplo hacer castillos o tortas de arena; establecer juegos de roles; hasta los juegos más sencillos, como tirar objetos al aire, correr en torno a un árbol o perseguirse.

Hay juegos que ayudan a involucrar a los niños en su cultura. Por ejemplo, los que viven en sectores rurales comienzan a integrarse con su entorno por medio de actividades cotidianas como acompañar a los adultos a alimentar animales, jugar con herramientas de cultivo u organizar cosas de la casa, actividades en las que imprimen su creatividad e imaginación.

Dentro de los hallazgos en este tema, se encontró que los espacios destinados específicamente al juego son escasos en los municipios investigados y que existe una gran carencia de ofertas culturales dirigidas específicamente a la primera infancia, aún más a los niños menores de 2 años. En el ámbito privado, además, la oferta existente no tiene regulación. 

Modificado por última vez en Miércoles, 21 Mayo 2014 11:44